aifos

Colectivo de escritores en busca de conocimiento y letras. 2011

Archive for the 'etapa 1' Category

Lejos

Ansaldo, Victoria Lejos ¿Dónde está el horizonte? Dónde dejé el solaz de lo interminable de mi tierra. Cómo es que no lo cargué en la valija. O mejor, digo maleta. Dónde está mi cielo turquesa. Quién me lo quitó. Es ella, si es ella. La que repite el mismo ritual cada mañana y cada atardecer, […]

Read the rest of this entry »

Sofía y yo

Aspe, Sofía   Sofía y yo A la otra, a Sofía, es a quien la gente cree conocer. Yo camino por el Sope y me detengo a admirar, y a pisar la mancha morada de las Jacarandas en flor, a llorar con la novena sinfonía de Mahler y a agradecer a mi propia versión de […]

Read the rest of this entry »

Somos dos

Zolliker, J. S.   Somos dos en mi. Uno el economista y J.S. Zolliker el escritor.  Aquél y yo. Aquel otro trabaja mientras a mi me gusta tomar fotografías, adentrar las narices en archivos viejos, contar vivencias apasionantes, caminar por los parques y sentarme en cafés e imaginar historias en y de, los rostros de […]

Read the rest of this entry »

Otreblig y yo.

Gilberto Prado Galán   A Otreblig le escriben en twitter y lo felicitan por su sección en el programa el Weso de la XEW. Al otro, a Gilberto, ya casi nadie lo busca para comentar pasajes/pasadizos de literatura. A Otreblig, tras la publicación de A la gorda drógala, Sorberé cerebros y Efímero lloré mi fe […]

Read the rest of this entry »

Borges y yo

BORGES Y YO Al otro, a Borges, es a quien le ocurren las cosas. Yo camino por Buenos Aires y me demoro, acaso ya mecánicamente, para mirar el arco de un zaguán y la puerta cancel; de Borges tengo noticias por el correo y veo su nombre en una terna de profesores o en un diccionario […]

Read the rest of this entry »

La malcasada

  de Luis Alberto de Cuenca Me dices que Juan Luis no te comprende, que sólo piensa en sus computadoras y que no te hace caso por las noches. Me dices que tus hijos no te sirven, que sólo dan problemas, que se aburren de todo y que estás harta de aguantarlos. Me dices que […]

Read the rest of this entry »