aifos

Colectivo de escritores en busca de conocimiento y letras. 2011

Sofía y yo

Written By: admin - May• 11•11

Aspe, Sofía

 

Sofía y yo

A la otra, a Sofía, es a quien la gente cree conocer. Yo camino por el Sope y me detengo a admirar, y a pisar la mancha morada de las Jacarandas en flor, a llorar con la novena sinfonía de Mahler y a agradecer a mi propia versión de Dios por la sonrisa de mis hijos; de Sofía tengo noticias por alguna foto en el periódico, por la falsa percepción o prejuicio de alguno o por mis ganas de lo efímero e intrascendente.

Me gusta la ópera, leer, reírme, poner una pequeñísima ayuda a través del Fondo para Niños, viajar, descubrir y estar con la gente que quiero, que admiro y con la que me siento en paz de ser quien soy; la otra comparte estas preferencias pero de modo más mundano, vanidoso y a veces desde el ego. Sería exagerado afirmar que nuestra relación es hostil; va mejorando cada vez más con el tiempo, yo vivo, yo siento y Sofía a veces se disfraza y se enmascara para jugar el juego que le tocó (y que quiere) jugar y de paso divertirse y sobrevivir en él. Además Sofía me cuida, es quien desconfía, quién sabe decir no, quien tiene pies de plomo, yo en cambio quiero creer que la especie humana es buena, que todo mundo tiene algo rescatable, que me buscan por las intenciones correctas. Yo sueño proyectos y Sofía los aterriza, convoca, organiza, trabaja, aterriza las cosas.

Nada me cuesta confesar que no he logrado nada extraordinario, salvo acaso ser cada vez más verdad conmigo y haberme dejado de traicionar. Por lo demás, yo estoy destinada a vivir mi vida, como yo la siento y la percibo y no con prejuicios heredados ni opiniones ajenas que no me funcionan para ser feliz.

Poco a poco voy aceptando amorosamente sin renegar de alguna de mis dos facetas y descubriendo que más que ser opuestas, son complementarias. Spinoza entendió que todas las cosas quieren perseverar en su ser; la piedra eternamente quiere ser piedra, y el tigre un tigre. Yo he de quedar agradecida con la vida, en Sofía, y en mí. Poco a poco voy quitándole poder a esa Sofía superficial y siendo más yo. Hace años traté de matar a mi yo y pasé a una Sofía encarcelada por sus propias dependencias y con la ilusa pretensión de darle gusto a los demás, hoy esa Sofía se ha liberado y cada vez es más yo. Así mi vida es una búsqueda por la coherencia interna, por la riqueza de una vida propia, por romper mis propios esquemas impuestos. Si sé cual de las dos escribe esta página.

 

twitter: @sofiaaspe

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *