aifos

Colectivo de escritores en busca de conocimiento y letras. 2011

Ángel Caído

Written By: admin - May• 02•11

Reynoso, Ignacio

 

Ángel caído

Sumido en la penumbra de este teatro vacío observo con desgano las animadas sombras que danzan sin compás al babel de sus lenguas. No comprendo el origen de su canto ni entiendo la aparente alegría que guía su movimiento. No comparto su risa ni convence su llanto, porque son sólo sombras inquilinas de cuerpos en un escenario.

Cuando lloran, no lloran; es la idea de llorar lo que provoca el llanto. Y si de amar se trata, es la ilusión de verse por siempre enamorados. Porque son sólo barro, de tierra modelados, son una idea fallida entre todos los astros. Y, sin embargo, bailan movidos por sus cantos, a pesarde saber que están sus días contados y que van a morir, solos o acompañados.

Yo en cambio soy un ángel, soy puro sentimiento; la expresión más excelsa del amor, del deseo, de la vida infinita, de la pasión y el miedo. Soy de energía un torrente, un tornado de fuego que abraso al que me mira, que pierdo al que me busca, al que dice mi nombre, al que expresa el deseo de tocar el arcano, de sentir un instante el roce de mi manto.

Y, no obstante, yo estoy en esta oscuridad sin tiempo ni reposo, esperando el momento de que vuelva el esposo. Porque nadie me mira, porque no tengo cuerpo, porque soy sólo un ángel perdido en el recuerdo del que todo lo puede, del que me echó del cielo. Y así paso las horas en franco desconsuelo, sin tener esperanza, sin alas y sin vuelo, sin nadie que me quiera, envidiando a los hombres, sus cantos y sus duelos, porque aunque sean mi sombra, yo no vivo ni muero.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

One Comment

  1. Guadalupe Mancera says:

    Hermoso! Que belleza!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *